Xataka
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Los móviles están entrando en nuestras vidas en ámbitos tan variados como la fotografía, las redes sociales, el ocio multimedia o los videojuegos, sin olvidar la productividad. Con la adopción de tecnologías de inteligencia artificial, el repertorio de responsabilidades que pueden asumir nuestros terminales móviles ha aumentado aún más, y en campos como el de la dietética.

Hablamos concretamente de HiVision, la aplicación que convierte la cámara del Huawei Mate 20 en un ojo digital capaz de “ver” datos. Es decir, capaz de identificar elementos que aparecen en la cámara y ofrecernos información sobre ellos a partir de los datos a los que se accede en diferentes bases de datos, ya sea sobre lugares, objetos o también alimentos.

Realidad aumentada aplicada

Si en un artículo anterior veíamos cómo simplemente apuntando con la cámara a un cartel en otro idioma podíamos ver en la pantalla su traducción, ahora nos detenemos en la posibilidad que ofrece HiVision de reconocer alimentos, recopilar información sobre ellos y mostrarla en pantalla. Así, una vez identificado el alimento, recupera de la base de datos de Azumio la información sobre las calorías que contiene el alimento o la bebida en cuestión y, en pocos segundos, la superpone a la imagen que está capturando el móvil.

Azumio es una plataforma especializada en el cuidado de la salud usando IA, con varios campos de estudio y trabajo. Uno de ellos es precisamente el de la identificación de alimentos, con una amplia base de datos y un sistema de identificación, que es el que se aprovecha en HiVision.

 

Pulsando sobre el texto con la información, llegamos a una sección más detallada en cuanto a la composición de los alimentos, que nos permite ver su información nutricional. Dependiendo del alimento, tendremos más o menos detalles. Las calorías son el punto de entrada.

La experiencia es una combinación de IA y Realidad Aumentada en la que la inteligencia artificial identifica los alimentos y la Realidad Aumentada se encarga de ubicar la información sobre el alimento que ha detectado.

Es una aplicación muy intuitiva y útil si nos acostumbramos a usarla cuando estemos delante de un plato en un restaurante o de los expositores de alimentos en un supermercado. Con el tiempo iremos adquiriendo una cierta cultura dietética y no será necesario usar la app con tanta frecuencia como al principio, si nos tomamos en serio el hábito de consultar los datos dietéticos sobre los que estamos comiendo.

En la práctica

El uso cotidiano de HiVision para “ver” los datos que nuestros ojos no perciben y nosotros no conocemos es rápido y sencillo. Puede darse el caso de que identifique incorrectamente algún alimento, aunque como todo en IA, a medida que más usuarios usan el sistema, las redes neuronales que se encargan de identificar alimentos se van refinando en cuanto a precisión en el reconocimiento.

En la app HiVision tenemos que usar la opción de “Identificar”, de manera que se active el reconocimiento de imágenes en busca de objetos y elementos característicos de la escena. En general, reconoce bastante bien los alimentos, e incluso alguno elaborado como un café capuchino. Eso sí, en el caso de que haya varios, solo reconocerá a uno.

En ocasiones, tendremos que mover la cámara para que la visión del alimento en cuestión sea más «clara» para la IA. Pero no suele fallar si reconoce que el objeto que está «viendo» es comida. La tortilla de patatas, por ejemplo, la reconoce correctamente.

Además, HiVision también reconoce la información a partir de imágenes, por lo que podremos obtener información de platos de comida y alimentos a partir del menú del lugar donde estemos, o a partir de folletos publicitarios, por ejemplo. Es una funcionalidad útil para planificar de antemano lo que vamos a pedir.

Podéis ver más detalles de uso en este vídeo:

La IA, útil y fácil de usar

Más allá de la teoría de redes neuronales, el potencial de la IA y otros temas que copan los medios en estos tiempos, lo más interesante de la inteligencia artificial es su aplicación en la vida diaria para hacer que tengamos más capacidad de decisión y seamos capaces, por ejemplo, de «ver» lo que nuestro ojo no ve.

Hivision es un ejemplo de esta integración sencilla y fácil de la IA a través de la app de cámara, que es una de las que más usamos habitualmente en nuestros móviles. Su acceso directo está ubicado en un lugar bien visible de la app de la cámara y, aunque necesita de una conexión de Internet para funcionar, su manejo es rápido y sin que se aprecien retardos en la interfaz.

Fotos | Capturas de la interfaz de HiVision y de la web de Azumio