Xataka
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

En este artículo os vamos a dar algunas recomendaciones para hacer fotos desde la estratosfera. Puede parecer que es un post con poco sentido de la realidad, pero lo cierto es que responde a una original y única acción de Huawei alrededor de su más reciente terminal: el Huawei Mate30 Pro.

La gama Mate de Huawei es la que representa la innovación y la exploración de tecnologías disruptivas al servicio de las nuevas tendencias que se van consolidando en el mundo smartphone. Y nada más innovador y disruptivo que escenificar esos avances en forma de un viaje a los confines de nuestro planeta en un vuelo hasta los 18.000 metros de altura a bordo de un Mig-29, uno de los pocos aviones capaces de llegar hasta esa altura.


Misión Estratosfera

Bajo este nombre, Huawei ha organizado una acción específica para los 200 primeros compradores del terminal Huawei Mate 30 Pro que completen el formulario de registro en la web de la acción antes del 5 de enero de 2020. Es una acción en la que habrá que ir superando diferentes retos para conseguir llegar a formar parte del grupo de 10 finalistas que pasarán a la última fase, de la que saldrá elegido el afortunado que vuele a la estratosfera.

Los candidatos para participar en esta aventura deberán tener entre 18 y 78 años y un estado de salud óptimo, aunque no necesitan ningún tipo de preparación física previa. Podéis conseguir más detalles en cuanto a requerimiento en las bases publicadas en la web.

Hacer fotos en la estratosfera

Como irrepetible que es la acción, lo suyo es que quede bien registrada y documentada gráficamente. Para ello, nada mejor que usar el Mate 30 Pro y su elenco de cámaras delanteras y traseras. El tiempo que se estará volando es de unos 40 minutos, repartidos entre el tiempo de vuelo en la estratosfera y el de “disfrute” de las acrobacias que haga el piloto. Es recomendable aprender algunas palabras en ruso antes de ir, como “más despacio”, “me mareo” o “no tantos giros, por favor”, pero también tener claro qué fotos podremos hacer y cómo sacar el mejor partido a las cámaras del dispositivo.

 

La experiencia de hacer fotos en un lugar con una movilidad reducida, como es el de la cabina del avión, presenta ventajas e inconvenientes. La ventaja principal es que podemos centrarnos en disfrutar del viaje y del entorno, aunque con la limitación de tener que ceñirnos al campo de visión que tengamos desde la cabina, así como con la convivencia con un traje, casco y equipamiento con el que no estamos familiarizados.

Con todo, tendremos la oportunidad de hacer fotos y grabar vídeos que muy pocas personas en el mundo pueden presumir de haber capturado por sus propios medios. Así que te daremos unos consejos y pautas para que consigas los mejores resultados. Y es que, a pesar de las limitaciones de espacio, la cabina de un avión da pie para hacer muchos tipos de fotos: desde una foto de detalle de la cabina, hasta un gran angular que capture todo el campo de visión, pasando por el selfie de rigor.

Precauciones generales

A modo de consideraciones generales, es inevitable recordar que estamos permanentemente detrás de un cristal. La visibilidad está muy bien trabajada en estos aviones y tendremos una panorámica de nuestro alrededor con una amplitud notable, aunque a la hora de hacer fotos es posible encontrarse con problemas de enfoque si se queda anclado al cristal o trata de enfocar por igual fuera que dentro. Pulsando con el dedo en otra parte de la escena, lo normal será que el enfoque vaya a donde indicamos.

En caso de que no sea así, siempre podemos usar el enfoque manual o el modo de enfoque simple (AF-S) en vez del modo de enfoque continuo (AF-C). Eso sí, estos modos están disponible solo en el modo de fotografía Profesional.

mate 30 pro

En el modo Foto automático, la opción que tenemos es la de bloquear el enfoque en un punto. Si dejamos pulsado el dedo sobre el punto que queramos enfocar, podremos mantener el foco y desplazar la medición de luz de forma independiente. De ese modo, podremos tener la exposición ajustada a la parte de la escena que creamos oportuna, al tiempo que el enfoque está fijado donde queremos. Por ejemplo, podemos enfocar fuera de la cabina y ajustar la exposición al cuadro de mandos.

Otro aspecto que entra dentro de las consideraciones generales es el de asegurarnos de que las ópticas del terminal están limpias. Si tenemos al Sol en alguna parte de la escena, en el caso de que las ópticas estén sucias, aparecerán halos que no siempre serán deseable tener en la imagen final o en los vídeos.

La luz de la que dispondremos será buena. Por no decir muy buena. Así que tendremos margen para configurar la cámara sin pensar demasiado en si la luz será suficiente o no para hacer fotos con sensibilidades ISO bajas, por ejemplo. O usando los modos de 40 Mpx “forzados” en vez de dejar que la cámara procese las fotos a 10 Mpx de resolución.

Practica antes de subirte al avión

No está de más dedicar un tiempo antes del vuelo, en los días previos, a familiarizarse con la interfaz del Mate 30 Pro. Acostúmbrate a cambiar de modo y a prestar atención a detalles como el de verificar si la resolución de las fotos es de 10 Mpx o de 40 Mpx. O si tienes el modo belleza activado en el modo selfie o el modo retrato.

Ajustes como el de activación del modo RAW o la resolución de grabación de los vídeos, es conveniente tenerlos claros y ubicados en la interfaz, de modo que no nos cueste mucho tiempo localizarlos para modificar sus valores o para comprobar si están como queremos.

IA sí o IA no

La inteligencia artificial, en este caso, puede ser de ayuda o no. Es una situación peculiar la de hacer fotos en una cabina de avión, por lo que no podemos asegurar que la IA sea de una ayuda notable. Con todo, es muy fácil activarla y desactivar en la propia interfaz de la cámara.

No pierdas mucho tiempo experimentando: en caso de duda, desactívala, y haz las fotos en modo automático o profesional, pero sin asistencia de IA. Es solo cuestión de una pulsación en pantalla activar o desactivar el asistente de Inteligencia Artificial.

Qué fotos podemos hacer

Dentro del repertorio de fotos que podemos hacer en nuestro periplo por la estratosfera, están algunas que podemos calificar como evidentes y otras que no lo son tanto. Como evidentes podemos tener las de tipo selfie, así como las de tipo gran angular. El selfie será con casco y mascarilla de oxígeno, aunque la visera es opcional, por lo que no habrá duda de que somos nosotros los que estamos en la cabina.

La de tipo gran angular es otra de las “evidentes” sin más que pensar en la amplitud del campo de visión que tenemos desde la cabina del Mig 29.

También podemos hacer vídeos, por supuesto, aunque el tiempo que invirtamos grabando secuencias de vídeo podremos capturar fotos con la misma resolución del vídeo. Así, si capturamos vídeo 4K podremos, hacer fotos de 8 Mpx. Y si hacemos vídeos Full HD, las fotos que hagamos serán de 2 Mpx. Es una forma de “matar dos pájaros de un tiro”, aunque las fotos resultantes serán de menor calidad que las hechas directamente como fotos.

También podemos dedicar algo de tiempo a hacer fotos de detalle de la cabina. Seguro que encontramos algún elemento interesante y peculiar entre todos los controles e indicadores.

El zoom puede servirnos para hacer fotos en las que no se vean los elementos de la cabina centrándonos en el exterior. Si el día no está nublado, podremos disfrutar de vistas de la superficie terrestre con bastante impacto visual. El zoom 3x es una buena forma de capturar geometrías, texturas o elementos de interés de la superficie terrestre. Lo mismo podemos decir de las nubes en el cielo.

Las cámaras del Mate 30 Pro

Aunque a estas alturas lo más probable es que ya conozcas las cámaras del Huawei Mate 30 Pro, haremos un repaso por ellas. En primer lugar tenemos la cámara principal de 40 Mpx y apertura F1.6 con 27 mm de distancia focal. Está estabilizada ópticamente. La cámara gran angular de 18 mm de distancia focal tiene una apertura de F1.8 y usa autofoco PDAF con 40 Mpx de resolución y un tamaño de 1/1.54». Es uno de los sensores más grandes que podemos encontrar en un smartphone. En la parte del zoom, tenemos un zoom óptico 3x con un sensor de 8 Mpx y apertura F2.4, con una distancia focal de 81 mm. El zoom híbrido 5x llega hasta 135 mm.

La cámara selfie es de 32 Mpx, con apertura F2.0 y distancia focal de 26 mm. La óptica trasera es de Leica. Además, tenemos cámaras 3D TOF frontales y traseras. En conjunto tenemos un repertorio de cámaras notable, con dos de ellas con sensores de gran tamaño con una óptima capacidad para capturar luz incluso en condiciones deficientes de iluminación. La cámara gran angular está también optimizada para grabar vídeo. La falta de estabilización óptica no es un obstáculo para capturar vídeos correctamente estabilizados usando EIS.

Hazte tu selfie más original

En la cabina del avión podrás hacer el selfie más original que hubieras podido imaginar. Con casco y mascarilla de oxígeno, salvo licencias de última hora, pero un selfie original.

Si quieres quitarte algún año de encima digitalmente, activa el modo belleza, aunque en un caso como este es preferible desactivarlo para capturar las texturas de los elementos propios del traje de piloto. Posteriormente podrás editar la imagen para retocarla si quieres, pero el original que tenga el máximo detalle. También puedes hacerte una foto con efecto belleza y otra sin él, por ejemplo. Pero ten cuidado con pasar mucho tiempo cambiando ajustes, porque es un tiempo que pierdes disfrutando de la experiencia.

El gran angular: la tierra es redonda y lo puedes ver

Seguramente, el gran angular es el que más nos permitirá jugar en este tipo de situaciones. Al haber buena luz, lo mejor será optar por el modo Foto automática, hacer el gesto de “pich” hacia atrás para pasar al modo Gran Angular y luego en ajustes elegir como resolución 40 Mpx. De este modo, tendremos la resolución nativa del sensor a nuestra disposición para hacer fotos. En la imagen podemos ver la foto hecha con gran angular con un recuadro interior que muestra la misma escena capturada con la cámara con angular convencional. Como se puede ver, capturamos una mayor proporción de escena con el gran angular.

Si la luz es escasa, el modo de 10 Mpx permite capturar más luz agrupando los píxeles de cuatro en cuatro, pero si es abundante, con 40 Mpx tendremos más detalle en la imagen. Al menos algo más. En la foto a continuación podéis ver la diferencia de detalle que se consigue con una foto de gran angular de 40 Mpx comparada con una de 10 Mpx.

Una vez elegido el gran angular, tendremos que decidirnos por los encuadres que más nos convenzan. El efecto de capturar toda la cabina y el exterior con la tierra como fondo, debería ser suficiente para conseguir un efecto “wow” notable en nuestras instantáneas.

¿Zoom a 18.000 metros de altura?

En principio no, pero puede que queramos hacer un encuadre en el que no salgan parte de la cabina y no podamos acercarnos lo suficiente al cristal para eliminar esos elementos en el encuadre. O puede que queramos capturar detalles del fuselaje del avión desde la cabina. O incluso detalles del interior de la cabina si estamos lo suficientemente lejos como para que la cámara pueda enfocar.

De todos modos, es más probable que usemos el gran angular y el ultra gran angular en casi todos los casos teniendo en cuenta el tipo de vistas que habrá alrededor.

En el Mate 30 Pro tenemos un zoom de 3x óptico y 5x híbrido perfecto para acercar escenas y situaciones sin necesidad de movernos nosotros. El zoom digital llega hasta 30x, aunque con un procesado de imagen que no es desdeñable. Las fotos que obtengamos serán interesantes por su contenido, más que por su calidad.

zoom mate 30 pro

Experimenta con el modo noche

El modo noche también puede usarse de día. Los efectos pueden ser interesantes dependiendo de la situación. Si estamos en un momento de acrobacias, puede que este modo permita obtener imágenes con un efecto de movimiento satisfactorio siempre y cuando mantengas el smartphone tan quieto como te sea posible y haya elementos del cuadro de mandos dentro de la escena.

Si el exterior es muy luminoso y hay partes de la cabina donde no llega la luz, es un modo con un efecto similar al HDR en algunos casos. Puedes usarlo tanto en gran angular como en angular normal o zoom. Si la luz es buena, puedes ajustar la ISO a ISO 100 para minimizar el efecto del ruido de imagen inducido por el uso de ISO altas.

Con el modo Noche, es factible seleccionar como valor ISO uno tan bajo como permita la luz en la escena. En el caso de este vuelo, si eliges ISO 100, conseguirás imágenes más limpias y nítidas. En la foto de arriba hemos usado el valor ISO 100 para hacer la captura.

Usa el modo de timelapse cinemático

En el caso de que tengas la posibilidad de llevar más de un Mate 30 Pro en tu vuelo estratosférico, puede merecer la pena que dediques uno en exclusiva a capturarlo mediante el modo de timelapse cinemático a 4K y en modo gran angular. De este modo, podrás tener un resumen de tu vuelo en formato de vídeo acelerado a resolución de 4K. Es un modo de captura de movimiento muy interesante de cara a tener un vídeo condensando la experiencia.

Este modo es uno de los que se han introducido con los Mate 30 Pro y su cámara gran angular con sensor de 40 Mpx.  Además de usarlo durante el vuelo, durante los días que dure el viaje es posible que encuentres la oportunidad de emplearlo para capturar escenas tanto en la urbe como en espacios naturales. Eso sí, es preciso un trípode, aunque es de esperar que no haya problemas para conseguir accesorios para tu Mate 30 Pro.

El modo HDR también puede ser útil

Si las diferencias de luz entre el interior de la cabina y el exterior son notables, puede ser útil activar el modo HDR. Para ello, tienes que ir al menú de modos adicionales de fotografía y seleccionarlo. Es un modo HDR sumamente depurado que permite igualar las condiciones de luz en una escena de un modo bastante natural. Recuerda que la imagen final estará procesada digitalmente, pero, si quieres sacar tanto la cabina del avión como el exterior, puede ser útil.

Eso sí, probablemente tengas que usar el modo gran angular debido al poco espacio que hay en una cabina de avión a reacción.

Recuerda…

Es importante que familiarizarse con el uso de la cámara en aspectos como el cambio de resolución de 10 Mpx a 40 Mpx, o el acceso rápido a modos como el HDR. Tendrás un tiempo limitado para el vuelo, así que aprovéchalo. Disfruta de la experiencia no solo a través de la cámara del Mate 30 Pro, por supuesto, pero no dejes de hacerte algunos selfies. Si quieres tener stories para Instagram o hacerte algún TikTok, usa los vídeo de la galería para ello en vez de grabar la storie directamente desde la app. Así tendrás material de mejor calidad que el que obtienes con las stories directamente.

Recuerda que tienes diversas posibilidades para enfocar y medir la luz, e incluso puedes bloquear el foco y la exposición de forma separada. También tienes opciones de captura de vídeo manual desde la sección Profesional de la cámara.

El modo Gran Angular será uno de los más usados probablemente, debido a las limitaciones de espacio de la cabina. Por cierto, si quieres ubicar el botón de disparo en algún punto en concreto del lateral del móvil, puedes moverlo a tu gusto para que pulsar el obturador sea una acción más natural que con el botón de disparo por defecto.

Fotos | Capturas extraídas de este vídeo , foto del cockpit de aquí, imágenes de Huawei, fotos de redacción realizadas con un Mate 30 Pro.