Xataka
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Los chatbots son una de las manifestaciones más evidentes de los avances en inteligencia artificial del momento. Posiblemente, el chatbot original y más famoso de todos los tiempos sea HAL 9000, de la película 2001: Una Odisea en el Espacio. De hecho, HAL es el fruto del asesoramiento de un científico que puede ser considerado como uno de los padres de la IA: Marvin Minsky, ya fallecido, y que formó parte del “núcleo duro” de científicos, matemáticos filósofos y pensadores que desarrollaron los conceptos de inteligencia artificial que hoy en día manejamos.

Machine Learning, Deep Learning y los fundamentos de los métodos computacionales que se emplean en la actualidad para dar vida a las aplicaciones de IA nacieron hace décadas. Pero es ahora cuando se dispone de la potencia de cálculo necesaria para que estos métodos computacionales se ejecuten en tiempo real y empiecen a llegar de forma generalizada a los usuarios de a pie.

Los chatbots son la expresión más tangible, si cabe, de estos métodos aplicados a la interacción hablada o escrita con los usuarios. HAL 9000 está a muchos años de ser realidad, ya que hablamos de IA fuerte. Es decir, IA que excede o supera a la inteligencia humana. La IA débil o estrecha es la que sucede actualmente, centrada en un campo muy concreto, fuera del cual no tiene sentido la interacción con ella. Son sistemas expertos avanzados, por decirlo de un modo resumido, en el que el “propósito” de la IA está perfectamente delimitado y definido por quienes han programado esa IA.

Los chatbots son IA estrecha

Los chatbots entran dentro de este apartado de IA estrecha que mencionábamos antes. Con el boom de las aplicaciones de mensajería, tales como WhatsApp, Telegram o Facebook Messenger, la idea de poner en el otro lado de la conversación a una IA es inmediata. En Facebook, de hecho, se han dado prisa en ofrecer a los desarrolladores las herramientas necesarias para crear chatbots.

En Telegram también es sencillo crear bots conversacionales de un modo rápido. Son bots bastante simples en algunos casos, pero por algo hay que empezar. La IA avanza a pasos más cortos en la realidad que en nuestra imaginación o que en nuestras expectativas. El repertorio de chatbots que encontramos en Telegram es muy extenso.

Además, tenemos otro tipo de chatbots con los que ya convivimos desde hace tiempo y que es ahora cuando están alcanzando la madurez. Hablamos del Asistente de Google, de Siri, Bixby o Alexa. Podemos interactuar de un modo bastante amplio con estos asistentes desde ya hace algunos años. Aunque en el último año han experimentado un avance significativo gracias a la adopción de tecnologías de IA a nivel de nube.

Google, Apple o Facebook están instalado súper ordenadores con hardware especializado en el procesamiento de algoritmos de Machine Learning o Deep Learning entre otros que se usen para implementar aplicaciones de IA. Cortana de Microsoft es otra opción, aunque su uso es menos generalizado.

Una relación automatizada con los humanos

De momento, los chatbots son usados por las empresas para ofrecer canales “personalizados” de comunicación con los clientes sin necesidad de tener a una persona al otro lado del chat. Es una solución óptima para gestiones simples o lúdicas, aunque se ha comprobado que para otro tipo de comunicación sigue siendo irremplazable la figura del interlocutor humano.

El mayor problema es que la automatización de los chatbots se deja ver antes o después, exponiendo la naturaleza deshumanizada de los chats. Sea por la calidad de las respuestas o por la repetición inevitable de ciertas expresiones, a un chatbot se le acaba pillando antes o después. Algunos son capaces de engañar a expertos en un primero momento, pero la ilusión no dura mucho.

Lo mejor es ver algunos ejemplos de chatbots que ya podemos usar para comprobar de primera mano su pericia comunicándose con nosotros.

1. Lola

Este chatbot está especializado en las predicciones sobre astrología. Podemos hablar con él acerca de lo que nos deparará el año en cuestiones como el dinero, el amor, el sexo o la familia entre otros ámbitos. Lo puedes encontrar aquí.

2. SimSimi

Este chatbot no tiene más propósito que el de pasar el rato conversando sobre temas de cualquier índole. No es especialmente acertado con el idioma español, pero es un ejemplo interesante sobre lo que se está haciendo en el mundo de los chatbots. Lo puedes encontrar aquí.

3. Huawei Renaissance Challenge

Este chatbot se creó para recepcionar las fotografías de los concursantes en el Huawei Renaissance Challenge, un concurso de fotografía donde era la IA la que puntuaba las fotos. Es un chatbot muy elaborado que, además, podía devolver las fotos puntuadas dependiendo de la categoría en la que se estuviese participando.

Huawei tiene que dar ejemplo en IA y con este chatbot lo ha dado, sin duda. No es IA amplia, pero la interacción está muy lograda. El concurso ya ha finalizado pero el enlace al chatbot sigue activo.

4. Cleverbot

Este es otro ejemplo de chatbot para el mero entretenimiento. En este caso, también es mejor usar el inglés para conversar. Además, es de pago, aunque con un precio no especialmente elevado. Está en la tienda de Google Plau.

5. Mitsuku

Este chatbot es bastante más inteligente que los anteriores. Es posible mantener conversaciones que “dan el pego” hasta avanzada la conversación. De hecho, si no profundizamos demasiad, podría pasar por una persona. No en vano ha ganado el premio Loebner en el año 2013, 2016, 2017 y en 2018 ha quedado en segundo lugar. Este premio gira alrededor del Test de Turing, siendo el ganador el software de IA que más se acerca al comportamiento humano. Mitsuku ha ganado con porcentajes del 33% de comportamiento humano.

Actualmente hay una app beta para smartphone, aunque el cupo de solicitudes de acceso a ella está cerrado. Lo puedes encontrar aquí.

6. Wikipedia Search

Este bot funciona en Telegram y permite buscar desde cualquier conversación en Telegram enlaces a entradas de la Wikipedia sobre un tema que nos interese conocer. Es un bot útil para el día a día, que agiliza las conversaciones al no tener que salir del chat para buscar una referencia de Wikipedia en un momento dado. Tienes más información aquí.

7. Asistente de Google

Este es el ejemplo de chatbot más elaborado hasta la fecha. Alexa o Siri están cerca, pero Google consigue ir un paso más allá en la interacción con los usuarios. El dispositivo Google Home ha sido una iniciativa muy valiente: lanzar un dispositivo para “hablar” con Google es innovador, pero expone de manera evidente las carencias actuales de los chatbots, como la necesidad de dirigirse a ellos de un modo “robotizador”.

Así, para hablar con Google hay que decir siempre “OK Google”. Una vez está bien, pero para mantener una conversación es poco creíble y aburrido. Con todo, es muy avanzado y ahora también incluye la cámara como elemento para interactuar a través de Google Lens, que identifica lo que la cámara ve en tiempo real. Tienes más información sobre Google Home aquí.

8. IFTTT

Este chatbot para Telegram permite conectar las reglas y automatismos de IFTTT con Telegram, de modo que las notificaciones y avisos de todo aquello que conectemos con IFTTT nos llegarán a través de esta aplicación como si fuera un mensaje de un contacto más. Podemos conectar el correo, alertas de redes sociales, dispositivos del hogar conectado como cámaras de videovigilancia que lancen avisos si detectan movimiento, etcétera. Puedes obtener información sobre cómo usarlo aquí.

9. Siri

Es la propuesta de Apple en materia de asistentes. Fue la pionera, aunque se está quedando atrás si se compara con otros asistentes que permiten una interacción más abierta y sin quedarse dentro de sus ecosistemas, que es lo que sucede con Siri. Más información aquí.

10. Alexa de Amazon

Alexa está a punto de desembarcar en España. El asistente de Amazon es otro de los más usados, gracias a la integración por parte de terceras partes para el control domótico del hogar conectado. Muchos dispositivos del llamado IoT para el hogar cuentan con la interfaz Alexa para controlar mediante la voz funciones tales como cámaras, alarmas o termostatos. Más información aquí.

11. Bixby de Samsung

Bixby es el asistente de Samsung. Es potente en tanto en cuanto permite “entrar” en las aplicaciones para realizar acciones dentro de las propias apps. Otros asistentes solo dejan abrir la app y después tenemos que operar manualmente, para, por ejemplo, hacer una foto con la cámara. De todos modos, está en proceso de localización para el idioma español. Más información aquí.

Hay más ejemplos de chatbots, y la tendencia es la de usarlos cada vez más y de un modo invisible, a medida que mejoren las técnicas de IA y la interacción de los bots con los humanos. Los servicios de atención al ciente son los que más están adoptando esta forma de interacción con los clientes.

Hay otra tendencia, que es la de volver a la interacción humana, pero se da en aquellos campos donde se ha tratado de usar la IA sin estar verdaderamente lista para ello.

Fotos | iStock, captura de la web de Chatbot Chocolate, capturas de los bots en acción, chatbot de Aeroméxico de Wikimedia